El argumento de toda función matemática no debe tener dimensiones. Por tanto, las dimensiones del exponente e deben ser,

de donde obtenemos que,

[ t ] = [ t ] = T