La homogeneidad de una ley física implica que ambos miembros de la igualdad deben tener las mismas dimensiones.

Las dimensiones del primer miembro de la ley de Gauss son:

Y las dimensiones del segundo miembro de la ley de Gauss son:

Como se ve, las dimensiones de ambos miembros de la ley de Gauss son iguales, y por tanto la ley de Gauss es homogénea.