Madrid 07

Para una mejor visión de las fotos recordar botón izquierdo del ratón+Ctrl.


En Landete mucho frío.

Una mañana esplendida pero muy fría en cuantito s’entró en la provincia de Cuenca, apenas 5º sobre cero. Los bocatas de francesa con jamón cumplieron su cometido y nos calentaron lo suficiente para continuar camino.

La caridad bien entendida...

Ahhh se siente..., habéis llegado tarde esta vez...¡¡¡ Y ya nos lo hemos comido todo....¡¡¡

Pasando por Entrepeñas

El camino nos llevo a los vacíos embalses de Entrepeñas y Buendía, quién los ha visto y quien los ve ahora. Avanzada la mañana el sol subió algo la temperatura.

No, si el embalse dió de sí..., Eh aquí otra ocasión donde poder lucir mi cuello de jirafa.

.

Llegamos a Tendilla.

La mañana había transcurrido llevándonos hasta Tendilla (Guadalajara) y pedazo de clavada que nos pegaron en el Rst. Los Jardines de Tendilla, que se sepa...¡¡¡

Y llegamos a Madrid.

Después de la comida en este caso no fue opípara, llegamos a Madrid a la manifestación contra los guardarrailes y pese a los más agoreros llegamos a tiempo.

Que aseao y organizao es mi chico, madreeee...¡¡¡ miralo él.

Comenzamos a colocarnos.

Y nosotros que pensamos que llegábamos tarde, a las 16’15 la organización comenzó a colocarnos.

Esto va tomando forma.

Nos mezclamos entre la multitud.

Por la Puerta de Alcala.

Parte del recorrido transcurrió por la Calle de Alcalá, al fondo puede observarse..., observadla, observadla, obsed..., ¿como haría Marisa esa foto? si el casco que se ve, es el suyo...¡¡¡

La despedida

La diosa nos dijo adiós, el objetivo había sido cumplido pero el retraso en la salida de la mani, nos obligó a abandonarla antes del su fin, nos quedaba mucho camino de vuelta.

En Alarcón

Después de unas cuantas horas conduciendo de noche y helados de frío, llegamos hasta Alarcón, lugar donde teníamos reservada la habitación en una posada.

En la fría noche.

Joder que fría la noche ¿alarconesa?..., Nos conducía hasta el Rte. La Cabaña para nuestra merecida cena.

Si no estamos en la moto ¿Dónde vamos a estar? Eh eh eh¡¡¡

Me había dicho que salía a fumar un cigarro..., pero de ¿qué?...¡¡¡¡

Nos fuimos del restaurante con un buen sabor de boca, tanto por la comida como por el precio, un poquito más de cantidad y estaría en el primer lugar de “mis favoritos”, precio bueno, cantidad justita, calidad muy buena.

Estamos al lado del Parador (no, no es un señor que para), así que decidimos darnos un garbeo por él, en la fría noche ¿alarconesa?.

Tanto frío hacía que nos obligó a tomar unos cafés con algo más..., para entrar en calor.

El frío matinal, 650 km. La espera en Madrid, la manifestación, el frío de la noche, 100 km. conducidos a oscuras, más frío nocturno..., habían podido con nosotros, nos fuimos a domir.

Otro lugar recomendable en este viaje, La Posada el Infante de Alarcón 46 € IVA incluido, habitación doble con baño completo, calefacción por el suelo, televisión, aire acondicionado (para verano) che muy bien...¡¡¡¡

Sin madrugar y después del reparador sueño, a desayunar en el bar de la plaza y a darnos un garbero.

La plaza de Alarcón, en la foto sólo sale un cuarto de la misma..., es enorme para el tamaño del pueblo.

Quién tuviera 200 € gastaderos para poder alojarse ahí.

Si es que somos como niños...

Uyyyy¡¡¡¡ si esta foto llega a acabar en cinco...¡¡¡

Visitado el pueblo con detenimiento insuficiente, nos disponemos para regresar a casa, a Valencia.

La salida del pueblo tan bonita como la entrada..., es la misma.

Esta calle es la que nos sacaría del pueblo, por eso se llamaba Salida, no como todas las demás “CIA. De Gas”

Sin palabras...

Y aún nos queda marcha para una última foto de un pueblecito conquense encantador y monumental.

Y esto es to, esto es to, esto es todo amigos...¡¡¡