MARRUECOS 2016

O  de como Murphy esta siempre presente con sus leyes..., cambiar de país no es óbice para él...

T

 

 

 

Tal y como estaba previsto, un 15 de marzo día de la "Plantá", nosotros poníamos rumbo a Marruecos, justo antes de vernos rodeados de fallas y la tradición nos sujete con fuerza...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La primera parada de avituallamiento fue por tierras de vinos, Jumilla, la mañana aunque algo fresca, perfecta para la practica del motociclismo...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Un gran día de moto (700 km), algo de fresco por la mañana, muchas rectas por carreteras solitarias, avistamiento de "La Roca" y tráfico denso por las inmediaciones de Algeciras, que no impidió dar con el alojamiento a la primera, la mejor relación calidad-precio según Booking, y damos fe de ello..., ahora un paseo y a cenar...!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La mañana había amanecido lluviosa, momento antes de mover la moto con dirección al puerto estaba cayendo la del pulpo, afortunadamente eran nubes pasajeras (como nosotros) que afortunadamente se abstuvieron de descargar mientras estábamos en la cola del ferry...

 

 

     

 

Y nos ponemos en marcha...!!!

 

 

En Marruecos...!!! los 20 primeros kilómetros de la salida de Tanger Med, realmente espectaculares, desde luego uno no se imagina el país así...

 

No tardamos mucho en llegar a Tetuan, el tráfico es caótico pero soportable, no más que lo que pudiera ser en Italia, nos llaman la atención "los urbanos" a la antigua usanza, sin casco blanco pero si gorra blanca. La circunvalación se nos antoja eterna y la multitud de "chilabas" nos llaman poderosamente la atención, al pañuelo de las mujeres nuestros ojos están más o menos habituados..., no tanto la ropa que usan en Marruecos los hombres...

Los 70 km. que separan Tetuan de nuestro destino, Xauen, discurren por una tortuosa carretera cargada de tráfico lento, no cundió el desanimo ya que tan solo fueron esos pocos kilómetros, donde solo en raras ocasiones pude superar los 50 km/h.

Pero al fin llegamos, y las nubes negras que nos habíamos ido trayendo desde Algeciras se estacionaron temporalmente en Xauen, solo que no llegaron a descargar. Con la ayuda de un taxi encontramos el Hotel Alkhalifa reservado desde Valencia y del todo recomendable, algo complicado de encontrar...

 

 

Ya en Xauen (Patrimonio de la humanidad por la UNESCO), tocaba buscar lugar para comer y dar un paseo, el hotel muy bien situado facilitaba la labor...

 

 

 

 

 

 

 

Desde luego un bonito y original pueblo, no hay fotos de su concurrida Medina por aquello de fotografiar lo menos posible a la gente, pero era digna de ver.

Luego, después del pateo por la ciudad y ya entrada la noche, tocaba cenar y te marroquí con sus hojas de menta y todo...

 

A la mañana siguiente tocaba ponerse en marcha, el día prometía..., lucia el sol y no hacia frío ni viento..., un día genial para la práctica del motociclismo...

 

Ni que decir tiene que ha sido una de las carreteras más bonitas que he visto hasta la fecha, nada que ver con la del día anterior, muchas curvas pero no en herradura, firme aceptable y ausencia total de tráfico, lo extraño era cruzarse con alguien..., el discurrir de la carretera de lo más entretenido y bonito, tanto el tramo interior hasta Oued Laou, como el tramo litoral hasta Alhucemas..., una carretera motera de las de verdad...

Conforme nos vamos acercando a Oued Laou, desaparecen paulatinamente las montañas y aparecen las fertiles tierras de labor, aún trabajadas por animales de tiro, no se ven tractores...

 

           

 

 

 

 

A la hora prevista arribamos a Alhucemas, la siguiente ciudad que pensábamos visitar..., y lugar donde comenzaría a torcerse el viaje e ir precipitándose rápidamente hacia el desastre total...

Llegamos prudencialmente a la hora de comer a nuestro hotel en Alhucemas Hotel La Perla, hotel dicho sea de paso del todo recomendable, tanto por sus instalaciones como por la atención del personal.

Era medio día, y ante las indicaciones del personal del hotel buscando un mejor aparcamiento para la moto..., está no arranca...!!! no arranca...!!!

El hotel se pone en contacto con un mecánico que rápidamente acude con unas pinzas y arrancamos la moto, me acompaña a un taller de motos (por llamarlo de alguna manera, más bien parecía un almacén de grasa) y el mecánico de motos me confirma lo que yo ya me temía..., el regulador de la moto ha cascado (la batería era nueva)..., el mecánico me advierte que él no puede reparar la moto, y que lo más seguro es que en Melilla pudiera ser...

Vuelta al hotel cabizbajo y buscando soluciones, a través del móvil localizo y llamo a Yamaha Melilla donde me dan la alegre noticia "en Melilla no se ha vendido ninguna TDM nunca, de hecho nunca han visto una TDM 900", pero me dicen que tienen un par de reguladores y que posiblemente sean compatibles..., al final la decisión salomónica de turno, llamar al seguro y que se lleven la moto a Melilla.

Y a parir de aquí empieza la odisea, es jueves y las 5 de la tarde, quedo con la grúa de Marruecos para el día siguiente a las 8'30

Mientras tanto visita, paseo por Alhucemas y paciencia...

Más paseo y bajada a cenar al puerto pescadito frito con..., cerveza...!!!

  

Viernes 08'30 am, la grúa no aparece

Viernes 10'30 am, aparece la grúa, pero no es útil para transportar la moto

Viernes 11'00 am, negociaciones con la aseguradora y su proveedor de grúas marroquí, se queda que en dos horas llegará úna grúa apropiada

Viernes 13'00 pm, hora prevista para la llegada de la grúa apropiada

Viernes 15'00 pm, hora de llegada de la grúa apropiada

Viernes 18'00 pm, recorremos los 130 km. que separan Alhucemas de la frontera con Melilla

Viernes 19'00 pm, atravesamos la frontera de Melilla

Viernes 19'30 pm, llegada de la grúa de Melilla para hacer el intercambio

Viernes 20'00 pm, llegada a la puerta del taller, que está cerrado lógicamente.

Aviso por tlf. al mecánico de Melilla que amablemente viene a abrir el taller para guardar la moto, pero hasta el lunes no puede mirar la moto, esa misma tarde se marcha de fin de semana con la familia..., el sábado es fiesta nacional (San José) y el domingo..., domingo es.

 

Así que tenemos dos días de fiesta seguidos para visitar y recorrer Melilla, del alojamiento se hace cargo la aseguradora.

 

      

 

DESENLACE FINAL

El lunes a primera hora de la mañana el mecánico de Melilla confirmó nuestras primeras sospechas, el regulador estaba muerto. Y desgraciadamente ninguno de los que tenía él era compatible con la TDM.

Me puse en contacto con la compañía de seguros para decirles que se hicieran cargo de la moto y la llevaran a Valencia, que ya la repararía yo en casa.

Ese mismo lunes, un ferry nos traslado a Marisa y a un servidor hasta Málaga, a la mañana siguiente martes, un InterCity Málaga - Valencia, en 4'5 h. nos dejaba en Valencia.

La moto llegó a Valencia 15 días después, un 6 de abril.

Y esto es to, esto es to, esto es todo amig@s...