CÓRDOBA 08

Para una mejor visión de las fotos recordar botón izquierdo del ratón+Ctrl.


La primera parada

La primera parada en Requena a tomar un cortadito y así entrar algo en calor, la mañana está muy fresca.

El almuerzo

La siguiente parada en Fuentealbilla (Albacete), por 8 € nos “mercamos” un almuerzo que no se lo salta un gitano (con perdón). Marisa sigue helada.

Parada estratégica.

Por el Robledo (Albacete) hubo que parar a poner gasolina, se puede observar por la postura que no tiene cuello, pues nada más lejos de la realidad doy fe d’ello. Joder que frío hacía aquella mañana.

Paseo nocturno.

Después de atravesar unas cuantas obras y perdernos por las malas indicaciones provisionales, por fin llegamos a Córdoba y con la inestimable ayuda de la gente, que no del GPS, llegamos al hotel. Luego de una opípara cena de tapeo en La Cazuela, nos dispusimos a dar una vuelta nocturna por Córdoba. Estábamos cansados, pero había que aprovechar el poco tiempo del que disponíamos para visitar la ciudad. Aquí en una plaza de cuyo nombre no me acuerdo.

Entre santos.

Hete aquí a Marisa con su cazadora, de la que no se despegaría en todo el viaje (también hacía frío esa noche) posando entre dioses y vírgenes.

El puente romano.

Desde el puente de Miraflores, así se veía el antiguo puente romano en la fría noche cordobesa.

Un puente casi viejo.

Claro que, una vez te acercas a él, te das cuenta que de romano, solo le queda el nombre..., debajo el Guadalquivir.

Un patio.

De vuelta hacia el hotel hicimos un alto aquí. Aparentemente es el patio vulgar de una vivienda...

Joder con el patio.

Pero mirando en su interior, te das cuenta que de normal nada..., al día siguiente nos daríamos cuenta de que en Córdoba, si que es normal.

Al día siguiente.

Al día siguiente, como el día anterior hacia un frío del carajo..., los grajos se habían quedado sin uñas de volar tan bajo..., prometo que Marisa no durmió esa noche con la cazadora puesta. Aquí estamos en el parking de Medina Azahara.

Medinat al-zahra I

En verdad que hay que echarle imaginación a estas ruinas.

Medinat al-zahra II

Como hay que ponerle imaginación, dejo al personal a su libre albedrio.

Medinat al-zahra III

Medinat al-zahra IV

Prácticamente todo es restaurado, las iglesias de los alrededores están hechas con piedras de l’antigua ciudad, pero aquí no es auténtico ni los cimientos.

Medinat al-zahra V

En vez de ser unas ruinas, parecen más ser obras en construcción, obsérvese el yeso...

Medinat al-zahra VI

Medinat al-zahra VII

Medinat al-zahra VIII

Medinat al-zahra IX

Joder para ordenar el puzzle...

Medinat al-zahra X

Medinat al-zahra XI

Medinat al-zahra XII

Medinat al-zahra XIII

Desde arriba.

Antes de irnos un vistazo a lo lejos, con los toros pastando en la ¿dehesa? Y los olivos al fondo.

Un poco más de cerca.

Nuevo rumbo.

Y pusimos las ruedas de la moto rumbo a la Mezquita de Córdoba.

Mezquita I

En la Mezquita no hay que imaginar nada, afortunadamente las fotos hablan por si solas..., que pasadaaaaaaaaaaa

Mezquita II

Eso si, para nuestro gusto..., no “pegan” nada el arte cristiano con el árabe, pero nada nada.

Mezquita III

Mezquita IV

Mezquita V

Mezquita VI

Mezquita VII

Mezquita VIII

Mezquita IX

Mezquita X

Mezquita XI

Mezquita XII

Mezquita XIII

Mezquita XIV

Mezquita XV

Mezquita XVI

Salimos de la Mezquita.

Y de una puerta a otra.

Esta da paso a otro de los muchos patios cordobeses.

En la calle del Pañuelo.

Se llama así porque dicen que tiene el ancho de un pañuelo. Pero aún veríamos callejas más estrechas...

Esto sí son estrecheces.

Como se puede ver, hay calles más estrechas aún. Puedo asegurar que hay portales y que vive la gente en estas calles.

Mil y un rincones.

Un paseo por la judería.

La plaza de la Corredera.

Uno de los puntos neuralgicos de la ciudad, por la noche se llena de terrazas (más aún) donde los cordobeses y cordobesas salen de cañas.

Templo romano.

En medio de la ciudad se levantan impresionantes estás columnas de un antiguo templo romano.

De faralaes

Callejeando.

Dicen los libros que..., Córdoba tiene el casco antiguo más grande de Europa..., y es muy posible..., lo que también es posible es que sea de los más cuidados y bonitos.

Farol cordobés

Rejas cordobesas.

Balcón cordobés.

Iglesia cordobesa.

Patio cordobés.

Calle cordobesa.

Pozo cordobés.

Fondo del pozo.

Patio de una pensión cordobesa.

Como se puede observar..., esta muy recomendada por la guía del trotamundos, hasta donde mi experiencia me dice..., esta gente no s’equivoca, no.

La casa andalusí I

La casa museo Andalusí, algo curioso de visitar.

La casa andalusí II

La casa andalusí III

La casa andalusí IV

La casa andalusí V

La casa andalusí VI

La casa andalusí VII

Páredes blancas.

Y tiestos por todas partes, eso entre otras muchas cosas, Córdoba.

El reclamo.

Como reclamo, en una tienda de souvenirs, la visita gratuita de un autentico pozo árabe de 22 metros de profundidad.

La calle de las flores.

Otra famosa calle de Córdoba, la calle de las flores..., en la que estuvimos en dos ocasiones, y las dos..., de noche.

Y por fin "su pueblo".

Al día siguiente pusimos las ruedas de la moto de vuelta a casa, pero antes pasamos por el “pueblo de Marisa”, total porque se apellida Baena, dice que es su pueblo...

Baena I

Bonito pueblo blanco, próximo a Córdoba y donde compramos aceite como recuerdo.

Baena II

Baena III

Baena IV

Baena V

Llegando a casa.

Una parada en un área de descanso por l’autovia para estirar un poco las piernas.

El final.

Y llegamos de vuelta a casa después de un gran fin de semana con marcado acento árabe, intenso, divertido y desestresante. 1.200 km. que me han sabido a gloria. Después de ver esta foto, comprendéis porque no salgo en ellas ¿verdad?, esto es to, esto es to, esto es todo amigos.