Atando Cabos

Esta es la crónica de una aventura que comenzó como  empiezan muchas, con una pequeña idea que se fue desarrollando, pero no poco a poco..., que el tiempo apremiaba, casi mas que ver con un "pensat i fet " que otra cosa...

Vivir en Valencia tiene muchas ventajas y algún inconveniente, al estar en un golfo cuando tienes necesidad de tirar de un cabo la cosa se complica y yo necesitaba uno con urgencia para poder urdir mi plan...

¿Que plan?, pues el que estaba a punto de ejecutarse..., aprovechando una coyuntura laboral, un fin de semana y priorizando una visita familiar, estaba dispuesto a atar algunos cabos, partir de un cabo próximo a Valencia, y unirlo a otro que estuviera próximo a Bilbao y ya puestos ¿porque no buscar otro Cabo al que atarlos? y no se me ocurrió otro que el Cap de Creus en Girona...

 

 

 

 

  La configuración del viaje quedaría de la siguiente forma: Saliendo desde el Cap Sant Antoni en Xabia (Alicante) debería de llegar a Cabo Matxitxaco en Vizcaya, de allí partir cruzando los Pirineos hasta el Cap de Creus en Girona para bajar y si da tiempo, concluir en el pequeño Cap de Cullera, próximo a Valencia.

Para recorrer los algo mas de 2.500 km y Atar los Cabos, disponía de nada menos que de cuatro días incluido el fin de semana, a priori y si no surgían complicaciones el tiempo era suficiente.

 

 

 

 

 

 

 

 

       

 

Para poder llevarlo a "cabo" lo mas estrictamente posible, debería de partir del mismo San Antonio, las cosas bien hechas bien parecen. Así que una vez concluida mi jornada laboral me dispuse a pasar la noche en el Cabo, y así partir al día siguiente desde el mismísimo Cap de Sant Antoni.

Aprovecho la caída del sol y el paraje incomparable en el que me encuentro para darle gusto a la cámara, eso si..., con mi escaso gusto.

 

 

Pronto llego la noche y la soledad, la total ausencia de turistas tan solo acompañado de algún guiño de luz que de vez en cuando el Faro me brindaba...

 

 

 

Después de una noche tranquila y sobre todo distinta, llego la mañana con su luz especial y había que aprovecharla, no siempre se tienen estas oportunidades...

 

 

Recojo los enseres de acampar con disciplina militar y las 8 de la mañana estoy en condiciones de  marcha, la aventura comenzó anoche..., el viaje comienza ahora...

Dejo el Montgo a la izquierda, la luz de la mañana de la un brillo especial...

Pronto me deshago de Xabia y entro en la autopista, quiero quitarme cuanto antes el trafico mañanero de los colegios, los repartidores, los que entran a las 8 a trabajar y llegan tarde, los que entran a las 9 y llegan pronto...

Huyo de la autopista en Tabernes de la Valldigna y los pueblos se van sucediendo rápidamente, La Barraca d'Aigues Vives, Alzira, L'Alcudia, Carlet, Montroy..., son carreteras que conozco sobradamente de mis salidas motero/domingueras.

El sol mañanero ha desaparecido dejando la mañana de un tono gris que no amenaza lluvia y mantiene la temperatura a unos cómodos 14º-15º, pero todo tiene su excepción, y esta se llama Requena, da igual la época del año en que uno vaya, si es por la mañana siempre hace frio en Requena...

La conocida carretera que me va a sacar de la provincia, tan solitaria como de costumbre y en un abrir y cerrar el gas me planto en Ademuz...

Paro lo justo para fotografiar el pueblo desde lo alto del viaducto, un par de motos pasan y me saludan..., ya no los volvería a ver...

Escojo la ruta practica, me queda mucha tela por cortar aun hasta Bilbao, mi gusto hubiera sido acceder a Soria atravesando la Sierra de Albarracín, pero eso suponía mucho tiempo y no tenia claro aun el que me iba a sobrar, primero la obligación y luego, si sobra,  pierde uno el tiempo que quiera, así que decido ir dirección Teruel...

La carretera discurre pegada al rio Turia y es una maravilla, algún día habría que hacerle un homenaje a la N-330, son 200 km, de carretera espectacular, buen asfalto, buenas curvas y mejor gastronomía...!!!

Atravieso el pueblo de Libros, de nombre evocador y de gentilicio engañoso, pues sus habitantes no son "libreros" como podía suponerse, si no "libreños"..., y sin darme cuenta la torre mudéjar de Teruel me dan la bienvenida...

 

Los tiempos previstos se van cumpliendo y l'orage sigue invariable, sin sol y sin frio, una mañana perfecta para la practica del motociclismo, y ahora un ratito mas de "aburrivia" hasta Monreal del Campo, una línea recta hasta Medinaceli solo interrumpida por un par de curvas...

Y como de costumbre la muralla y las torres de  Molina de Aragón nos miramos al pasar..., y siempre me quedo con las ganas de parar y mirarnos un poco mas de cerca....

Medinaceli, bonito pueblo que ya tuve ocasión de visitar tiempo atrás da paso a la "aburrivia" que me llevara en volandas hasta Soria, donde en una gasolinera conocida me detengo un momento a estirar las piernas y tomarme un reconstituyente...

Da comienzo una de las mejores carreteras del viaje, y otra vieja conocida mia, la Nacional Soria-Logroño, 100 km de curvas, poco trafico y pueblos anclados en otros tiempos...

Un solitario Puerto de Piqueras me da la bienvenida a la Rioja..., por las laderas aun quedan restos de las pasadas nieves...

 

El Embalse de Pajares lleno a rebosar, da gusto verlo, hace apenas unos meses estaba completamente vacío...

 

Llego a Bilbao a las 17'30 h. no podía haber elegido peor hora, todos los niños salen del colegio, el GPS no encuentra la forma de sacarme del atasco en el que me he metido casi yo solito, añadimos que el País Vasco no es precisamente mejor señalizado del mundo, y encontrar dirección Bermeo cuesta lo suyo, sobre todo para uno que no es vasco.

Una hora y media tardo en salir de Bilbao y llegar a Bermeo, ya casi huelo desde el bonito pueblo pesquero el Cabo Matxitxaco...

Una desastrosa carretera me lleva hasta las inmediaciones del cabo, esperaba encontarme un cartel, una nota..., algo que reflejara el nombre del Cabo, pero no habia nada, tan solo una valla que me impedia el paso...

 

Tuve que conformarme con hacerle una triste foto a la señal indicativa cuando abandonaba el lugar...

 

850 km. me separaban del amanecer en la tienda de campaña de hacia unas horas y estaba cansado para que nos vamos a engañar, pero contento, el primer día de viaje se había dado a las mil maravillas, ahora a buscar el hotel en Bilbao, una ducha, y a tomarme unos zuritos fresquitos mientras espero que mi hija Celia salga de trabajar para cenar juntos...

A la mañana siguiente, quedamos para desayunar y despedirnos..., el mes que viene nos volveremos a ver..., me pongo en marcha...

 

La salida de la ciudad de Bilbao no fue complicada, a pesar de ser casi hora punta, las 9'30 muy tarde para lo que la TDM y yo estamos acostumbrados...

Ni los burros tropiezan dos veces en la misma piedra..., pero yo si...!!!

Salir de Bilbao no tuvo mayor problema, alejarse, si. En una ocasión anterior quise alejarme utilizando la N-634 con dirección Durango con el fin de atravesar pueblos y circular por unas carreteras mas amenas, conocer poco a poco el País Vasco y evitar las aburridas y caras autopistas..., ya en aquella ocasión pensé, la próxima vez por la autopista...

Pero yo R que R, por la 634 otra vez..., y evidentemente no solo recordé la vez anterior si no que pensé una vez mas, la próxima por autopista...!!!

¿Cual es el inconveniente? Mientras en algunos tramos la autopista discurre paralela a la Nacional, vas observando que va vacía completamente, puedes verlo con tranquilidad desde la parte trasera de un montón de "ejes de carga", así que mientras por la autopista (de peaje) no circula ni Dios, todo el trafico va por la Nacional, que atraviesa pueblos, que es estrecha, sin arcén y ya podéis suponer..., por nuestra seguridad plagada de radares y línea continua perpetua...

Ese día me acompaño un viento 2-3 que en algunas ocasiones se mostro molesto, pero no paso de ahí, y realmente hasta no dejar atrás Pamplona la carretera tampoco tiene mucho mas allá del intenso trafico, sin el, seria muy distinta...

En esta ocasión y dejándome llevar por la intuición no quise pasar por el Embalse de Yesa y unos kilómetros antes me desvié por la NA-150 para salir a la 178 dirección Navascues..., y no, no me equivoque, pedazo de carretera motera...!!!

La carretera es ancha y con "paellas" de gran visibilidad, el firme impecable y trafico escaso, un paraíso que me lleva a atravesar un pueblo de nombre evocador de mi infancia, en uno de igual nombre (hoy día ya no existe) pase parte de mi infancia, no sabia que había otro en España del mismo nombre...

Una vez atravesado el pueblo, la misma carretera nos lleva hasta el puerto donde se encuentra el mirador de la Foz de Abaryun sobre el rio Salazar...

Muy cerca de allí discurren sendos valles de Anso y de Hecho, valles muy sonoros a mis oídos que no a mis ojos, he leído y oído mucho sobre ellos, pero nunca había tenido la oportunidad de atravesarlos y esta ocasión era única...

Temia por el estado del tramo de Garde y resulto ser un tramo fabuloso, buen asfalto y paisaje increible y todo bien hasta llegar justo al limite de las provinicias de Navarra y Huesca...

A partir de aquí y durante bastantes kilómetros, el estado de la carretera cambiaria drásticamente, si bien los paisajes seguían siendo increíbles la carretera también lo era pero por motivos bien diferentes...

Tanto es así, que el Valle de Anso no me atreví a recorrerlo, no fuera que se desmontara la TDM y mis empastes..., baje hasta el Puente de la Reina (encrucijada de caminos) por el Valle de Hecho, que si bien la carretera no era una maravilla, era mucho mejor que el tramo anterior...

Salir tarde de Bilbao, carreteras con infinitas curvas y un viento racheado que a veces me hacia "bailar a su aire", hicieron que al llegar a Ainsa me planteara si seguir unos cuantos kilómetros mas o detenerme y acampar en mi viejo y conocido Morillo de Tou..., acampe...

 

Y como aun era muy pronto para la cena, decidí dar una vuelta por Ainsa, los alrededores  y ponerme al día...

El Embalse de Mediano, creo que nunca lo había visto tan lleno y eso que lo tengo algo visto...

Una de las experiencias mas agradables que pueden haber cuando se duerme en tienda de campaña es el placer de escuchar el clapoteo de la lluvia al golpear en el techo y dormirte a su son..., claro esta siempre y cuando no tenga goteras, en ese caso es horrible (doy fe)...

Pues comenzó a llover al mismo tiempo que me hacia un hueco dentro del saco, sonreí y ya no recuerdo nada mas hasta la mañana siguiente...

Si acostarse lloviendo en una tienda es un placer, levantarse de ella lloviendo es una pesadilla, la cara y la cruz de una misma moneda llamada lluvia.

Fuera de ella todo esta mojado, dentro todo seco y lo peor es que hay que juntarlo de una forma u otra y evitar que se toquen y mientras uno que estaba seco, ahora se esta mojando. Y luego viene aquello de plegar y guardar la tienda, mojada...!!! para un ex Boy Scout como yo..., es lo mas parecido a un crimen, eso y decir palabrotas...

Aun así, a las 8'00 h estaba en orden de marcha..., el día estaba pocho, el viento había desaparecido casi por completo, pero una fina lluvia lo cubría todo...

Baraje las posibles rutas a seguir para llegar al Cap de Creus y una vez mas mi sentido común me advirtió "el tiempo se pierde cuando sobra" y la ruta que tenia pensada hacer, con el día que había amanecido podría hacérmelo perder y mucho, así que jugué sobre seguro y decidí bajar hasta Grado y desde allí coger la conocida y fantástica N-123 y 230 hasta Puente de Montañana...

Todo bien hasta llegar al desvío de Tremp, no hacia mucho que había pasado por estas mismas carreteras, pero lo del desvío de Tremp era de juzgado de guardia, planchas de gravilla que ocupaban todo el ancho de la calzada de 10 o 15 m. de largas, lo que hace suponer una "vía en reparación", con la cantidad de bicicletas y motos que discurren por esas carreteras y una mala señalización, en las salidas de las curvas era terrorífico..., impresionante no..., impresentables...!!!

Al llegar a Tremp las obras desaparecieron y remontando el Noguera-Pallaresa puse la rueda de la TDM dirección La Seu d'Urgel

 

El día transcurría placidamente con algún sobresalto para hacerlo entretenido, algo de lluvia, buena temperatura..., al pasar por la Collada de Toses recordé la bronca que me pegaron no hace mucho cuando lo cruce por primera vez..., bronca por exceso de curvas...!!!

Y por fin, después de ochocientos y pico kilómetros volvíamos la TDM y yo a volver a ver el mar, ya estábamos cerca del objetivo, el Cap de Creus...

Y no tardamos mucho en encontrarlo, despues de atravesar otra de esas carreteras de firme insufrible, como para dar la bienvenida a los turistas, que dicho sea de paso, copaban las zonas de aparcamiento cercanas...

El Cap de Creus, objetivo cumplido...!!!

La verdad que resultaba difícil hacer una foto sin que apareciera una marabunta de gente cámara en ristre...

Tanto es así que apenas tarde nada en dar media vuelta y salir huyendo del turisteo (el Cap de Creus es un viejo conocido)..., la noche tenia pensado pasarla en el camping San Miguel de Colera...

 

Plante la tienda en el estupendo camping San Miguel de Colera, (lastima que los aseos no estén al mismo nivel), afortunadamente la lluvia había cesado y un tímido sol de atardecer asomaba entre las nubes que junto a la brisa del mar ayudaban a secar rápidamente la tienda, recordar que tuve que guardarla mojada por la mañana y para mi era un sin vivir...

A las 7'00 h sonó mi despertador interno..., ese clap clap clap, ¿es lo que me temo? horror...!!! Si...!!! vuelve a llover...!!!

Vuelta a la pesadilla de la mañana anterior, juntar sin mezclar lo seco con lo mojado..., y volver a guardar la tienda mojada..., eso es lo que mas duele...!!!

El viaje estaba tocando a su fin, quedaba el ultimo objetivo, regresar a casa...

La vuelta transcurrió sin mas incidencia que la incesante lluvia 2-3 g durante los 600 km que quedaban hasta llegar a casa...

2.584 km después, que mejor manera de despedir este viaje, que Atar los tres Cabos anteriores al Cabo de Cullera, pequeño (el tambor también es tropa) pero cercano, desde su faro casi diviso mi hogar, donde me están esperando...

Esto es to, esto es to, esto es todo amig@s