A las 4:30h pasadas llegada del barco a Ibiza. Cabe la posibilidad de permanecer en el mismo hasta las 8 de la mañana, pero decidimos salir fuera y dar una vuelta por la ciudad aprovechando que está vacía. Por vacía se entiende eso, nadie por las calles. Los últimos locales están cerrando las puertas después de haber recogido ya todas las mesas de las terrazas. Por las calles algún que otro coche y gente sentada en las aceras esperando al autobús para ir a dormir.

Después de tomar algo en un bar que encontramos abierto nos dirigimos a la playa de Figueretes, al sur de la ciudad amurallada para tumbarnos sobre la arena y dormir algo hasta que salga el sol.

A eso de la 8:30 h nos ponemos en marcha, volviendo a la zona del puerto para pasar por la Oficina de Información y Turismo. La ciudad ha cambiado bastante en cuanto a tráfico se refiere, los coches y las motos colapsan las calles. La hora de apertura de dicha oficina son las 9:30h, por lo que esperamos sentados en un banco del paseo donde se encuentra la oficina. Aprovechando la espera desayunamos. Una vez recabada información de campings, autobuses y planos de la isla y sus ciudades principales emprendemos la marcha definitiva.

A las 10h tomamos rumbo a la Playa d'en Bossa, contigua a la de Figueretes. Siguiendo por la calle principal paralela a esta playa, en zona de hoteles y discotecas, llegamos al final de la calle. Giramos a mano derecha y continuamos hasta llegar a un stop. Es el cruce con la carretera que va al aeropuerto, con mucho tráfico. Tomamos esta carretera a la izquierda, atravesamos el núcleo urbano de Sant Jordi y al llegar a una rotonda, cogemos la carretera que indica Ses Salines / La Canal.

Esta carretera ya es un poco más tranquila. A unos 2 Km encontramos la ermita de Sant Francesc de Ses Salines. La carretera discurre totalmente llana, junto a las salinas. Al otro lado de éstas pueden verse aterrizar y despegar los aviones.

Continuando por esta carretera se llega a un desvío a la derecha que por una pista de tierra lleva a la montaña de sal de la compañía que explota las salinas. Si seguimos por la carretera sin tomar el desvío, encontraremos a pocos metros un supermercado, cabina de teléfonos y parada de autobús. Conviene comprar agua si no se dispone de mucha porque ésta será la última ocasión en casi 20 Km de duras subidas. Frente al supermercado un camino asfaltado sube al Corpmarí (150 m), desde donde se divisa Formentera. Si no se tiene mucho interés no conviene subir, por ahorrar fuerzas.

Hasta este punto hemos recorrido 11'7 Km desde el punto de partida inicial.

Retrocedemos hacia Sant Francesc para tomar el desvío nombrado antes y que nos conducirá al otro lado de las salinas. A unos 100 m de la carretera encontramos un cartel indicador de una Ruta del Falcó (ruta del halcón, ave que habita las costas de la isla). Son unas rutas señalizadas con unos hitos de color (en este caso verdes) con un halcón con barretina dibujado en ellas. Esta ruta conduce, por pista de tierra bastante buena, al principio de la Playa del Codolar, playa de grava, como su nombre indica (còdol = canto rodado), de unos 4 Km de longitud. Esta playa está totalmente vacía, pero se puede encontrar algún que otro solitario nadando en sus limpias aguas.

Para poder llegar al otro extremo de la playa es preciso acceder a un camino privado, propiedad de la compañía que explota las salinas. Este camino se encuentra a la derecha poco antes de llegar a la playa por el camino, conforme veníamos. Indicaciones en varios idiomas de prohibido el paso nos hacen dudar, pero es la única opción posible. Esta pista discurre paralela a la costa sobre un dique de contención de las salinas. Se ven numerosas aves acuáticas, así como peces y anfibios.

Donde acaba este camino privado (sabremos que acaba porque nos encontramos la otra cadena) continuamos paralelos a la costa por un camino con bastantes guijarros gordos, con tramos cortos (no más de 5 m) impracticables con la bicicleta. Esta senda pasa por detrás del muro que delimita la pista de aterrizaje del aeropuerto. Con un poco de suerte se puede tocar la panza de algún avión aterrizando.

Al acabar esta senda continuamos unos metros más hasta llegar a una playa con un chiringuito y una urbanización.

Hasta este punto hemos recorrido 17,4 Km.

Desde el chiringuito subimos unos 150 m a buscar una carretera. Al llegar al cruce giramos a la izquierda hacia Sa Caleta. Una vez allí encontramos indicaciones de Platja Jondal o Restaurante Tropicana. Dejamos la carretera y por una pista de tierra y arena seguimos las indicaciones a Platja Jondal. Bajamos por una pendiente muy pronunciada, ojo con los frenos de la bici. Pendientes como ésta nos encontraremos muchas a lo largo de la isla.

Al final del camino está la Platja Jondal y el restaurante anunciado. Playa de grava, pero con escasos metros. Una vez en el agua arena fina y aguas cristalinas y poco profundas. Playa tranquila, con sombrillas de paja y chiringuito de playa al estilo de películas del caribe. Aquí venden agua para beber, pero a 400 pesetas el litro, por lo tanto conviene haber comprado el agua en el supermercado de las salinas.

Hasta esta cala hay 20,9 Km desde la ciudad de Ibiza y 1h50' de recorrido, yendo de paseo.

Aquí conviene descansar, comer y esperar que baje un poco el sol, nos esperan cuestas muy duras.

Tras el descanso proseguimos conforme hemos llegado aquí subiendo por una rampa muy empinada de más o menos 1 Km por donde se accede a la Platja des Xarco. Esta subida es mejor subirla a pie, empujando las bicicletas. Seguimos por este camino hasta llegar a un curce en forma de T. En el cruce hacia la izquierda se baja a Porroig. Nosotros la tomamos hacia la derecha. La pista es bastante buena, con subidas y bajadas suaves y, para ser una pista forestal, bastante tráfico. Siguiendo por esta pista unos 3 Km llegamos a una carretera y un stop. Hacia la derecha indica Ibiza, nosotros giramos a la izquierda en dirección a Cala d'Hort.

Aquí comienzan las cuestas duras. Continuamos por esta carretera hasta llegar a un cruce, en el cual giramos a la derecha hacia Sant Josep. Nos esperan más de 4 Km de subida prolongada, con momentos difíciles si no se está preparado (lo cual era nuestro caso). Esta carretera finaliza en el pueblo de Sant Josep, con bares, tiendas y de todo. Giramos a la izquierda y paramos a descansar y comprar agua.

Desde Cala Jondal a Sant Josep hemos recorrido 9'5 Km en 1 hora.

Tras recuperar fuerzas bajamos por la carretera general hacia Sant Agustí, a 3'3 Km, donde llegaremos en menos de 6 minutos, bajando a unos 50 Km/h. Hay una curva peligrosa a derechas, que con los trastos cargados en la bici, cuesta tomar a esa velocidad (la bicicleta da tumbos). En Sant Agustí no entramos, pasamos de largo el desvío que sube al pueblo y a los pocos metros un desvío a la izquierda indica Cala Bassa, Cala Tarida, Cala Conta.

Tomamos esta carretera, con más tramos de bajada que de subida, hasta llegar a un cruce con un supermercado. Continuamos a la izquierda. A unos 300 m hay una pista de tierra a mano derecha. Tenemos dos opciones. Tomar este camino hasta el final, donde llegaremos a una ruta del falcó o continuar un poco más por la carretera hasta encontrar el desvío hacia Cala Bassa. Nosotros decidimos coger la pista de tierra. Al llegar a la ruta (azul) del falcó la tomamos hacia la izquierda y a poco más de 2 Km llegamos a la carretera que va a Cala Bassa. Giramos a la derecha por la carretera y casi enseguida encontramos el cámping.

Desde Sant Josep a Cala Bassa hay 9'8 Km y 35 minutos.

La playa de Cala Bassa es de arena, ni grande ni pequeña, con aguas tranquilas y bandera azul. Es visitada por barcos turísticos procedentes de Sant Antoni. Es fácil de llegar hasta ella.

Por la carretera que comunica Cala Bassa con la carretera de Sant Agustí a Cala Tarida se encuentra el hito de la ruta falcó azul. Si se toma esta ruta, por una pista que va hacia la derecha conforme nos alejamos de Cala Bassa por la carreteta, se llega a un mirador en la costa desde donde se puede observar pefectamente la isla Conillera, así como una puesta de sol.

En total en esta jornada hemos recorrido 40'2 Km.