Ubicación y datos geográficos: Ibiza forma parte del archipiélago de las Baleares, al SO de Mallorca. Se halla situada entre los paralelos 30º50'40'' y 39º06'22'' (N) y entre los meridianos 1º17'27'' y 1º37'48'' (E). Tiene una extensión de 567,51 Km2, 170 Km de costa, 41 Km de N a S y 15 Km de E a O. Junto a la isla de Formentera, Conejera y otras islas menores forma el subarchipiélago de las Islas Pitiusas, que antiguamente estaban diferenciados de las Baleares (Mallorca y Menorca). Situación de Ibiza en Europa

La altura máxima es la cumbre de Sa Talaiassa (475m) al SO de la isla, cerca de Sant Josep de sa Talaia. En la costa predominan los acantilados, pero también son frecuentes las playas de arena, sobre todo al SE.

La temperatura media anual es de 17,3ºC, con la máxima de 25,1ºC (julio) y la mínima de 9,9ºC (enero). Tal diferencia en una isla se explica por la proximidad del Sahara. La media de días de lluvia es de 24,6.

Población: La población total de la isla en 1993 era de poco más de 82.000 h, de los cuales 30.000 correspondían a la capital. Políticamente Ibiza y Formentera forman una unidad política dentro de las Baleares, formada por seis municipios (Eivissa, Formentera, Santa Eulària des Riu, Sant Antoni de Portmany, Sant Joan de Labritja i Sant Josep de sa Talaia) subdivididos a su vez en parroquias. Al frente de esta unidad política hay un Consell Insular (Consejo Insular).

Historia: En el 645 a C. la isla fue ocupada por los cartagineses, pero no fue hasta el siglo V a C. cuando la ciudad pasó a tener un aire urbano y se produjo la colonización del campo. El nombre cartaginés de Ibiza era Ibusim (Isla de Bes, dios egipcio y fenicio-cartaginés), latinizado por los romanos en Ebusus.

En el siglo I a C. la ciudad pasó a ser municipio romano bajo el nombre de Municipium Flavium Ebusus.

En el 425, al término del Imperio Romano fue ocupada por los vándalos del norte de África hasta que en el 533 pasó a manos bizantinas.

Desde el s VII hubo incursiones árabes y a mediados del s IX el emir cordobés conquistó el archipiélago al mando de trescientas naves. Al desaparecer el Califato de Córdoba pasó a formar parte de la Taifa de Dénia, obteniendo la independencia de ésta en el 1087.

La isla pasó por diferentes manos árabes y almohades hasta que el 8 de agosto de 1235 el Conde de Roselló, el Infante de Portugal y Guillem de Montgrí conquistaron la villa de Ibiza en nombre del rey Jaime I. Los nuevos pobladores aportaron la lengua y cultura catalanas.

Con el decreto de Nueva Planta (1715) la organización política de Ibiza y Formentera pasó a ser ayuntamiento según el modelo castellano y perdió las tradicionales estructura e independencia.

A finales del s XVIII Ibiza tuvo que luchar primero contra los ingleses y posteriormente contra los franceses.