Misjueves

Misjueveshead
Próximo Jueves Galeria / Última Crónica Galeria / Galería Fotos Galeria / Fedérate con Misjueves Licencia  / Misjueves en Wikiloc

Años más tarde recordaríamos con agrado aquellos días de principio de noviembre de 2003 en los que mi amigo Gustavo me pidió que le acompañara a recorrer el itinerario de la Maratón de Montaña del Pico Espadán. Él tenía intención de participar en dicha prueba y yo había corrido sus tres últimas ediciones, por lo que consideró que yo era la persona ideal para guiarle por esos caminos que, imperdonablemente, él desconocía.

Ante lo difícil de coincidir un fin de semana decidimos organizarnos para disponer de una tarde libre entre semana. Sin demorarlo, unos días después, salimos apresuradamente de Valencia, a mediodía, sin comer. Quedamos directamente desde el trabajo, vestidos con ropas que no cuadraban con la fina llovizna que estaba cayendo ni con el barro que se había formado donde nos estábamos cambiando.

Estábamos al pie del Espadán, eran las cuatro de la tarde y teníamos poco más de dos horas... Nos pusimos las mallas y las zapatillas y nos lanzamos al monte... Era martes, el segundo martes de noviembre de 2003 y el cielo estaba cargado de nubes bajas, el bosque estaba lleno de otoño y la lluvia nos caía fina y húmeda. No podíamos haber elegido mejor día para nuestra aventura. Nuestra primera salida por montaña fue el Martes 11 de Noviembre de 2003.

Después de ese martes vino otro martes y volvimos a quedar para hacer otro tramo del recorrido de la Maratón. Y después vinieron más martes y nuestros amigos, a medida que fueron enterándose, lejos de llevarse las manos a la cabeza (estáis locos, entre semana a correr por la montaña, con lo pronto que se hace de noche...!) se fueron apuntando a las salidas, y conforme pasaban los martes cada vez éramos más y cada vez nos acordábamos menos de la Maratón.

Un año después el día cambió a jueves y en ese día estamos... cada jueves esperamos con ilusión la excursión de la semana... salir con prisas de la ciudad... hemos quedado en la estación de Sagunto, o en la gasolinera de Gilet... luego tenemos que recoger a fulanito en tal sitio... una gasolinera, un supermercado, cualquier sitio donde sea fácil llegar y salir para recoger a alguien y/o dejar algún coche que no vayamos a usar..., puntos de encuentro para ir reuniéndonos y llegar al punto de partida lo más rápido posible y economizando coches.

Y luego, a correr... solos por el monte, los pueblos sin gente, todo para nosotros mientras los demás siguen en la ciudad, con los atascos, las oficinas, las prisas, las compras... nosotros bajo la lluvia, con frío, sol, viento... Haga el tiempo que haga recorriendo sendas, subiendo collados, alcanzando picos, atravesando bosques, bajando por “trialeras”... Y luego una cervecita y unas almendritas, unas risas y apresuradamente de vuelta a casa, con esa sensación que se nos queda de haber hecho algo especial, a pesar de los años que llevamos haciéndolo.

VOLVER AL MENU

VOLVER AL MENU